¡REGÍSTRATE!
ó COMENTA

 
Oct 26 2010

Alta Fidelidad

por Cobra.

El complicado girar del disco de la vida

8.0

Alta Fidelidad

La vida está llena de música y color, aunque muchas veces parece que no hacemos otra cosa salvo dar vueltas repitiendo nuestros errores. Pero por mucho que lo parezca, no es como el girar de un vinilo que nunca sale de su surco. Nosotros somos complejos, temerarios, casi siempre irracionales, tornando lo simple en monótono y cambiando una vez tras otra nuestra melodía, siempre esperando que la próxima resulte mejor, y que por fin sea en Alta fidelidad.

Cuánta satisfacción nos produce encontrar una película así, plena en todos los sentidos que trata de abarcar. Un personaje caótico en el que profundizar, al que odiar y después amar, magníficamente bien llevado por John Cusack en el papel de Rob. Dos compañeros que aportan sendos tintes cómicos pero opuestos, uno grotesco, gestual y desquiciado gracias al siempre divertido Jack Black como Barry y por otro lado el sutil, tímido e introspectivo Dick, Todd Louiso. Una vida narrada a base de desilusiones y tragedias, cuyas fases vienen marcadas por las mujeres que las protagonizan, entre las que destacaremos a Catherine Zeta-Jones como Charlie. Una cinta que se adentra también en la vida de Laura, Iben Hjejle, una mujer donde se reflejará el sufrimiento, el rencor, la apatía y por último la compasión con tintes de resignación. Unos lazos afectuosos llevados al extremo de la tirantez gracias a las improntas que los dolorosos momentos causan en nosotros. Y una plataforma común a todos ellos, la devoción, pasión y quizás, obsesión por la música. Porque en el fondo todos somos unos melómanos.

Alta fidelidad es una historia, ni buena ni mala. La narración de una vida de desazón, sin príncipes ni princesas, donde el villano a derrotar no es otro sino el propio protagonista. Y lo fabuloso es que a muchos de nosotros una historia así nos puede traer vívidos recuerdos. Una persona normal, ese es Rob, que a raíz de su enésimo fracaso repasa todas sus anteriores relaciones para examinar la razón de que todo vuelva a suceder, porque parece no tener solución. Y como siempre nada resulta ser lo que parece porque nuestros recuerdos sobre alguien son solo la mitad de los hechos, para completarlos necesitamos los detalles de esta persona. Reflexiones, vivencias y ácidos pensamientos que el protagonista nos trae directamente a la cámara como si de un autobiográfico repaso se tratase. Una narración un tanto arriesgada que seguramente no satisfaga a todo el mundo, pero que no se hace incómoda pese a la ruptura que supone entre el concepto usual de espectador y personaje. En mi opinión todo un acierto al meternos directamente en la opinión de Rob y sus pensamientos. Una cinta cuyo denominador común es la música pero el pegamento resulta ser esa mezcla de sentimientos tan humanos de miedo, desilusión y sufrimiento, por supuesto agitado a conciencia.

Independientemente de nuestra experiencia podemos afirmar que las relaciones personales suelen ser impredecibles, basta una mirada para convertir lo brillante en tenebroso, o que un solo suceso aislado pueda revelarnos cuáles son las cosas importantes en la vida y dejar de atender nuestras miserias. Porque difícil resulta escapar al pasado pero lo importante parece que es aprender de él. Y digo “parece” porque bastante torpes somos casi siempre para aprender de nuestros errores. A veces lo mejor es simplemente convivir con ellos. Alta fidelidad no es una película justa, el baremo entre Rob y Laura no parece tener el mismo rasero. Personajes que viven el día a día sin meditar dos veces en las consecuencias de sus actos. Si podemos criticar ahí tenemos un elemento clave, pero más complejo resulta asimilar lo que la película nos dice, que tengamos que entender sus motivaciones sin quizás poder ponernos del todo en su lugar. Lo que se traduce en un paulatino paso del odio al aprecio y por último comprensión, o puede que amor.

El Director es Stephen Frears, que podríamos decir ha tanteado con todo estilo y género para ver en cuál se siente más cómodo, desde series, algún que otro documental y muchas películas para televisión. Pero si nos centramos en su trabajo dedicado al cine podríamos destacar alguna más conocida como Los Timadores, Negocios Ocultos o La Reina, pero dentro de su filmografía existen joyas un tanto desconocidas como Liam o Mrs. Henderson presenta entre otros. Toda una lista bastante amplia con géneros para todos los gustos. Aunque la película se mantiene muy fiel al libro de Nick Hornby, eso no quiere decir que el trabajo de adaptación fuera sencillo y gracias a los guionistas, incluyendo al propio Cusack, se logró forjar el principal bastión o reclamo de esta película. Éste es un elaborado y minucioso compendio de referencias y gustos musicales que enriquecerían no solo al espectador curtido, sino a los personajes, donde sus perfiles son dictados gracias a sus preferencias melómanas, remarcando sus aficiones gracias a las discusiones. Con las sutilezas freaks de cada uno mostradas por los raros pero sanos vicios y manías. También guiños al cine aunque tengamos que soportar el cambio de “Reservoir Dogs” por “Terrorificamente muertos 2″ en la versión doblada. Y por último listas de todo, de las mejores canciones según el momento, trabajos soñados, mujeres que me rompieron el corazón, etc. Así todo parece siempre más fácil. Muchos elementos implícitos que nos harán conocer bien a los personajes sin apenas esfuerzo.

Tal es el compendio que para el espectador normal puede llegar a ser demasiado opresivo, ya que muchas situaciones son autenticas discusiones de rabiosos melómanos defendiendo lo suyo, con constantes selecciones de canciones preferidas que harán las delicias de los amantes a la música o el sopor definitivo a quienes traten de ignorar tales elementos. Pero otorgándole la virtud que se merece no podemos dejar pasar la mención de alguno de los increíbles temas que forman la banda sonora de esta película, y no son pocas. Todo tiene un comienzo y aquí hay uno muy claro “You´re gonna Miss me” gracias a The Thirteenth floor elevator, “Oh! Sweet nuthin” de The Velvet Underground, pero hay muchos como The Kinks, Bob Dylan, Elvis Costello o Stevie Wonder. Y esos son en la banda Sonora oficial, en la propia película hablamos de incontables alusiones y fragmentos como “Walking on Sunshine” de Katrina & The Waves, “The River” del “Boss” Bruce Springsteen, “We Are the Champions” de Queen y hasta “Leave Home” de los The Chemical Brothers en la etapa D.J. de Rod. Para todos los gustos.

Magnífico resulta el papel de Cusack haciendo el personaje ficticio de la novela o del film porque su exposición ante el espectador de manera directa nos hace partícipes de la acción, que por mucho que nos empeñemos y se nos narren los sucesos de sus romances pasados en forma de flashbacks poco podremos hacer, salvo quizás compadecernos y en algunos momentos odiarlo. Aunque debemos cuestionarnos si en definitiva esta película se orienta casi exclusivamente a hombres, y aunque soy incapaz de adoptar la visión femenina yo me decantaría por… un rotundo Sí. Pero por otro lado, la imagen constantemente patética, inmadura y frágil de este hombre lleno de dudas que demuestra su inutilidad a cada paso podría ser el reflejo que las mujeres ven en nosotros, siendo un ejercicio de autoconfirmación y una demostración de que ellas están en lo cierto, entonces puede gustar a las mujeres… me decantaría también por el Sí. Porque a Rod se le ve el plumero desde lejos, se nota que tiene tanto conocimiento del sexo opuesto como el que tenemos todos los hombres, esto es casi nada. Si bien es cierto que Alta fidelidad será recordada e interpretada como una visión de las neuras de un treintañero que no quiere madurar, y me parece a mí que poco se puede hacer para cambiar esa opinión generalizada.

Alta fidelidad es una película sin excesos, no es muy famosa, algunos piensan que sobrevalorada y otros como yo que piensan que es una más que admirable fábula. El cuento de las desventuras de un melómano que no quiere perder ni un ápice de su personalidad, no desea correr riesgos, horrorizado ante cualquier tipo de compromiso y que aprenderá de una manera bastante dura cuáles eran los errores que le impedían seguir adelante y llegar a madurar. Alta fidelidad se centra en algo tan humano y cotidiano que muchos no ven nada peculiar en algo así, y quizás sea eso por lo que me gusta. Resolver la crisis del adolescente treintañero en unos compases de Pop. Buena música, comedia, romanticismo, un tanto de drama y una película fabulosa. No se pueden permitir el no darle una oportunidad.

Que una pareja discuta es normal, que se enfaden también, una ruptura… bueno a todos nos ha pasado, y entonces es en ese preciso momento, cuando nuestra cabeza se llena de dudas, se oprime por los sentimientos enfrentados, el nerviosismo o la incertidumbre de lo que vendrá. En ese instante lanzamos la vista atrás, teniendo una perspectiva global de nuestra vida y ciertos momentos cruciales acuden como clavos al rojo dispuestos a desgarrar, marcar y producir dolor, mucho dolor. Rob (John Cusack) acaba de romper con Laura, bueno ella le acaba de dejar debido a… bueno eso tendremos que descubrirlo. Pero para ello Rob repasará sus principales humillaciones sentimentales para convencerse de que esta no ha sido la peor. Así que con total naturalidad y consciente de nuestra presencia comienza la narración de sus cinco mayores fiascos.

La primera, en el colegio. Alison Ashworth con la que estuvo seis horas, tres días desde que sale de clase hasta el comienzo de su serie favorita, tras lo cual ella lo cambió por otro compañero. Penique Hardwick (Joelle Carter) en el Instituto, que no acabó mucho mejor, besos, caricias, todo excepto algún tipo de sexo y eso a cierta edad es intolerable, y así finalizó su relación. Como siempre el siguiente novio de Penique no tardó más de tres citas en llegar a la cama. La número tres fue la teatral e interesante Charlie Nicholson (Catherine Zeta-Jones), con la que nunca se sintió muy cómodo, hasta el punto de sentirse intimidado, con lo cual pronto se quedó en la cuneta. Sarah Kendrew (Lili Taylor) fue la cuarta, ambos se encontraron solos y se unieron por despecho, y lo que mal empieza mal acaba, ella le dejó por otro, aunque no estaba claro el por qué. Mientras nos cuenta las respectivas historias conocerá a la cantante Marie de Salle (Lisa Bonet) y también se irán conociendo más detalles de su relación con Laura, sobre todo gracias a su mejor amiga Liz (Joan Cusack).

Rob trabaja en una tienda de discos bastante especializada, digamos que en satisfacer a fetichistas musicales. Sus dos peculiares compañeros son el cabizbajo Dick (Todd Louiso), siempre rodeado de un halo depresivo y el excéntrico Barry (Jack Black), cuya especialidad es criticar gustos distintos a los suyos y menospreciar clientes. Volviendo a la historia, Rob descubre que aunque Laura alega la ruptura a su inmadurez, existe un tal Ian ‘Ray’ Raymond (Tim Robbins), que resulta ser un vecino del edificio de Rob. La escena donde se los imagina practicando sexo es hilarante. En ese momento Rob acepta la verdad y colocará a Laura en el número cinco de las rupturas más dolorosas. La historia con ella comenzó en una discoteca cuando era D.J., allí se conocieron y surgió el amor. Pero por qué ahora en palabras de Liz era un capullo. Aquí es el momento de inflexión donde se descubre que no era tan santo como hasta ahora pensábamos. Rob se acostó con otra, mientras ella estaba embarazada. Eso provocó un aborto y por si no fuera poco le pidió una cantidad bastante alta de dinero que aún no le ha devuelto. Además estaba descontento con la relación y estaba abierto a otras posibilidades. Es el momento del odio, del mucho odio hacia el capullo de Rob.

Tenemos pues una relación rota, unas razones más que justificadas para que Laura lo dejara y los personajes dispuestos en el tablero. Rob lo medita y busca soluciones, así que sin premeditación llama a la protagonista de su primera herida, Alison Ashworth. Y descubre que se casó con el niño por el que le dejó, y eso le sube la moral. Se encuentra eufórico y cree haber encontrado la manera de ayudarse a sí mismo, buscará a todas esas mujeres que dejaron huella en su historia sentimental y tratará de librarse de ese sentimiento de culpa. Y si necesitaba refuerzo ahí aparecerá el propio Bruce Springsteen para animarle a hacerlo. Así que Rob va a por Penique, le plantea la pregunta del por qué todas las mujeres querían acostarse con otros tíos en vez de con él. Lo que no pensó es que fue él quien la dejó, y que en aquel momento ella estaba locamente enamorada. Claro, por despecho se acostó con el siguiente, que la encontró vulnerable y abatida. Zas! En toda la boca… Una menos de la que preocuparse pensó Rob “el sentimental”. Aplazando un poco a Charlie, Rob se dirige a por Laura, que se ha convertido en una especie de adicta a los antidepresivos bastante taciturna. Directamente excluída, un fantasma menos.

Rob se encuentra con Laura que sigue recogiendo cosas del piso que compartían y llevándoselo al de Ian, menudo palo. Pero ella tiene dudas e indecisión, no lo tiene del todo claro, ni siquiera se ha acostado con él, aún. Rob no tiene que escuchar nada más, el subidón que le produce ese hecho es inmenso sobre todo después de las escenas que se había imaginado, se siente tan feliz que al ritmo de “We are the Champions” de Queen se va directo a acostarse con Marie de Salle. Creo que ya dije que el personaje de Rob es bastante odioso, sea cual sea su posible excusa para exculparse. Obviamente tras el bajón, discute sobre las posibilidades del “aún no me he acostado con Ian” con la genial comparativa del “No he visto terroríficamente muertos, aún”, quién se resistiría. Vuelve a quedar con Laura, ella le hace saber que ya se ha acostado con Ian y entonces Rob monta en cólera, pero qué se espera y además si él ha hecho lo mismo, el rasero comparativo de antes desde luego no es el mismo. Rob sigue locamente enamorado de Laura, a su manera pero lo está. Ella se siente mal, aunque no debería, y como Ian padece ese sufrimiento decide ir a hablar personalmente con Rob. Hay que decir que la “StevenSeagalización” de Ian es inconmensurable, aunque no le pega ni con “cola”.

Liz algo más calmada vuelve a intervenir y le plantea a Rob que el hecho de que esté obsesionado con Laura es porque está enamorado de ella, que parece que aún no se había dado cuenta. Tras eso Rob recibe la visita en su tienda de Ian, y en su cabeza coexisten tres escenarios distintos donde le da una paliza junto a Dick y Barry al tipo duro, escenas sublimes que todos hemos tenido en nuestra cabeza alguna vez, pero al final lo que hace es agachar la cabeza y esconder la cola. Ian le insta a que deje en paz a Laura, algo que Rob tendrá que decidir con la última chica de su lista, Charlie Nicholson. Tras su paso descubre algo definitivo, ella es en cierta forma una fanfarrona, hablando de todo y a la vez de nada. Sin sentido del humor diciendo chorradas sin escuchar a nadie, donde todo es imagen y altivez. Ahora ella era nada. La razón de dejarle por Marco fue porque era más seguro, alegre y menos agobiado que Rob, y eso a estas alturas ya no le quita el sueño.

Laura sigue volviendo al piso con la excusa de recoger sus últimas cosas, pero se vislumbra que le cuesta perder el apego por Rob. Y éste por fin parece que se da cuenta de lo que siente por ella, hay que ver lo que le ha costado. Y en ese momento sucede la tragedia, el padre de Laura muere y ella le pide que asista por favor al funeral, momento extra simbólico, friki y cómico con las cinco canciones sobre la muerte. Éste acude sabiendo que sufrirá por el entorno de ella, pero Laura se merece eso y más. Así que allí nos lo encontramos enumerándonos sus canciones para un funeral sabiendo la que se le viene encima. Aguanta, le da el pésame y se marcha bajo la lluvia para reflexionar sobre la brevedad de la vida. Y entonces Laura lo recoge en su coche, aparcan en el sitio donde su padre le llevaba de niña y le pide a Rob que por favor le haga el amor. No tiene fuerzas para superar eso y pelear con él, se quiere encontrar bien. No creo que nadie se negase, todos seríamos perfectamente comprensivos, creo.

Y así como se fue, todo se arregla. Muy rápido pero muy distinto. Ahora Rob tiene las cosas claras y todo es maravilloso. Sin errores, era lo que deseaba, perfecto. Pero una nueva mujer aparece en la vida de Rod y se masca la tragedia. Todos esperamos que no hagas el capullo esta vez. Ella ha preparado una fiesta de presentación del grupo que apadrina Rob, “Vendí la silla de ruedas de mi mamá” es el nombre del acto y del CD que ha producido, allí pese a sus intentos de evitarlo también tocará el de Barry. Rob se siente asustado por todo, pero es una nueva reiteración de su anterior vida. De nuevo intimidado tratando de huir de todo lo que inquieta. Así que queda con Laura en un bar, donde le demuestra que ya ha acabado con todo, piensa dejar de actuar como un estúpido. No va a pensar en ninguna otra chica, no va a fantasear con imposibles nunca más. Quiere algo real. Quiere algo que le llene. Está harto de todo menos de ella. Quiere casarse con Laura. Y con los compases de “Barry Jive y los Uptown Five” en la fiesta, Rob y Laura se besan. Todo ha acabado bien, las dudas se olvidaron. Y vuelve la felicidad que nunca debió de irse pero que por fin ha encontrado buenos cimientos para asentarse. Una gran película, una gran historia. Recomendada.

Rob: ¿Qué apareció antes, la música o la miseria? Se preocupan porque los niños juegan con armas o ven vídeos violentos por si les domina una especie de cultura de la violencia, y les da igual que los niños escuchen miles y digo miles de canciones sobre el sufrimiento, rechazo, pérdida, miseria y dolor. ¿Escuchaba música Pop porque estaba deprimido, o estaba deprimido por escuchar música Pop?

Rob: Sería ideal creer que desde entonces los tiempos han cambiado, las relaciones se han vuelto más sofisticadas, las chicas menos crueles, la coraza más gruesa, los instintos más desarrollados, pero ciertos elementos de aquella tarde parecen repetirse. Todas mis historias son como una versión maxi de esa primera.

Rob: A veces me aburría tanto intentando tocarle los pechos que probaba entre las piernas, era como pedir un dólar y cuando no te lo dan pedir cincuenta mil. No me interesaban las virtudes de Penny, sólo sus tetas. Estaba claro que no era mi tipo.

Rob: El fetichismo musical es como el pornográfico, me sentiría culpable al cobrarles, si no fuera… porque soy como ellos.

Rob: No puedo echarles, les contraté para tres días pero se presentaban cada día, de eso hace cuatro años.

Rob: Hay quien no supera lo de Vietnam, otros haber sido teloneros de Nirvana, supongo que yo no superé lo de Charlie, pero si aprendí algo de mi terrible debacle fue a no luchar a lo loco. Sí, Charlie era superior, era guapa, lista, ingeniosa, la leche. ¿Y yo qué? Del montón. No soy el tío más listo del mundo, ni el más tonto. Lo sé, he leído la Insoportable Levedad del Ser y Amor en tiempo de cólera,… Creo que los he entendido ¿van de chicas verdad? Es broma. Pero reconozco que mi favorito es “Johnny Cash. Biografía de Johnny Cash, por Johnny Cash.”

Cliente: Estoy buscando un disco para mi hija: “I Just Called to Say I Love You” ¿Lo tenéis?
Barry: Sí, lo tenemos.
Cliente: ¿Puedes dármelo?
Barry: No, no, no puedo.
Cliente: ¿Por qué?
Barry: Porque es una horterada sentimentaloide y da pena. ¿Cree que en esta clase de tienda venderíamos algo así? Dese el piro.
Cliente: ¿Pero qué te pasa?
Barry: ¡¿Conoce bien a su hija?! Es imposible que le guste esa canción. ¡Oh, eh, eh! ¿Ha estado en coma?
Cliente: Esta bien chaval, no sabía que era el día de meterse con los carrozas. Discúlpame. Ya me largo.

Cliente: Oye ¿Tienes Soul? (Refiriéndose al estilo musical, pero en inglés significa “Alma”. Rob está totalmente deprimido por la ruptura con Laura)
Rob: Es posible.

Rob: ¿Por qué ahora soy un capullo? Creo que Liz fue a hablar con Laura, supongo que Liz me defendió y Laura le contó unas cuantas cosillas, no sé que le contaría exactamente pero supongo que le habrá revelado dos o tal vez los cuatro siguientes detalles escabrosos: Uno, que me acosté con otra tía (Laura: se acostó con otra. Liz: ¿Qué?) estando ella embarazada (Laura: y yo estaba embarazada. Liz: ¡No! Laura: Sí.). Dos, que mi lío contribuyó en parte (Laura: una parte importante a que interrumpiera el embarazo. Liz: No. Laura: Sí.). Tres, que después del aborto le pedí prestada mucha pasta (Laura: Unos cuatro mil) y que todavía no se la he devuelto (Liz: ¡Cabrón). Cuatro, que antes de que decidiera dejarme le dije que no estaba muy satisfecho de nuestra relación y que tal vez estuviera abierto a otras posibilidades (Laura: y que estaba abierto a otras posibilidades.) ¿Hice y dije todo eso? (Laura: Sí. Liz: ¡No!) Sí, lo hice. Soy un capullo de mierda.

Rob: Ahora podría haberme enrollado con ella. ¿Qué mejor manera de exorcizar los demonios que tirarte a quién te rechazó, verdad? Pero no te acostarías con una persona, sino con tu triste pasado de rechazos, sería como acostarse con Talia Shire en Rocky, sin ser Rocky.

Rob: Patético suplente de mierda, quiero que te lleves tu peste a Pachuli fuera de mi tienda ¡ábrete capullo!

Rob: Canciones para mi funeral: “Many Rivers to Cross” de Jimmy Cliff, “Angel” de Aretha Franklin y siempre he fantaseado con que una preciosa mujer llorosa insistiera en cantar “Eres lo mejor que me ha pasado” de Gladys Knight, pero quién sería esa mujer.

(Dentro del coche bajo la lluvia)
Laura: Mi padre nos traía aquí cuando eramos niñas. Oye Rob ¿te gustaría hacer el amor? Porque no quiero sentirme así. O hacemos eso o meto la mano en el fuego, a no ser que quieras apagar cigarrillos en mi brazo.
Rob: No, me quedan muy pocos. Los reservaba para luego.
Laura: Entonces, sólo queda lo del sexo.
Rob: Claro, claro.
Laura: Sabía que había una razón para ponerme falda.

Rob: ¿Cómo pueden gustarte Art Garfunkel y Marvin Gaye? Es como apoyar a los Israelíes y también a los Palestinos.
Laura: No señor, te equivocas por completo. Marvin Gaye y Art Garfunkel hacen música pop.
Rob: Hacían, hacían, a Marvin Gaye le mató su padre.

Rob: Grabar una gran cinta recopilatoria es como romper con alguien. Se tarda más de lo que imaginas. Hay que empezar a lo bestia para llamar la atención y luego ir aumentando la intensidad pero sin pasarte de vueltas porque luego hay que bajar de golpe, hay un montón de reglas. En fin, he empezado a grabar una en mi cabeza, para Laura. Con cosas que le gusta, cosas que le harán feliz. Por primera vez creo que sé cómo se hace.

  • FICHA TÉCNICA
  • Año
  • 2000
  • VN:R_U [1.8.1_1037]
    Rating: 8.0/10 (3 votes cast)
 

16 Comentarios en Alta Fidelidad »

  1. #1

    Oct 26 2010

    Onetwothree - 09:47

    Una de mis películas preferidas, con una gran dirección y con un cusack simplemente brillante.

    Ahora mismo estoy leyendo el libro en inglés y me está costando bastante pero tiene muchos detalles que no metieron en la película por los que merece leerlo.

    Un saludo y gran crítica.

    • #2

      Oct 31 2010

      Cobra - 12:07

      (9/10)

      El Cusack, aunque no es necesario en este caso, te puede salvar una película tranquilamente. Yo no he leído el libro, y por lo que he visto en algunas páginas la película es bastante fiel pero claro, todos sabemos que eso aparte de ser bastante difícil, resulta más complejo cuando el argumento está enriquecido con tantos aspectos melómanos, entre muchos otros, que para captarlos bien hay que conocer de quién o de qué hablan. Sinceramente en muchos casos no me entero, pero tampoco pretendo percibirlo todo plenamente. Además siempre depende mucho de la opinión y bondades del lector.
      Me alegro que compartamos el aprecio por este peliculón. Muchas gracias por pasarte y comentar. Siempre bienvenido por estos lares Onetwothree.
      Un saludo!

  2. #3

    Oct 26 2010

    satrian - 10:52

    Aun tengo que leerme el libro que lo tengo pendiente desde quién sabe cuando, la película es una de mis favoritas.

    • #4

      Oct 31 2010

      Cobra - 14:16

      (9/10)

      Parece que todo el mundo quiere leerlo, me lo tendré que apuntar yo también :D
      Me alegro que sea de tus favoritas, que bien lo merece.
      Muchísimas gracias por la visita y tu comentario Satrian, es todo un placer verte por aquí.
      Un saludo!

  3. #5

    Oct 27 2010

    serreina - 01:45

    (8/10)

    Sin duda una buena película, que viene bien rescatar de vez en cuando. Me pasa lo mismo con The Comitmens, otra gran película con telón musical de fondo.

    Toca revisarla proximamente, hace algún tiempo que no la veo.

    Saludos

    • #6

      Oct 31 2010

      Cobra - 16:56

      (9/10)

      No te voy a mentir, desconocía esta película que comentas, pero desde luego si es como dices y por lo que veo tiene buenísimas opiniones tendré que apuntármela para verla de inmediato.
      Alta Fidelidad es grande porque cada revisionado te gusta más y más por el reflejo tan patente que a veces nos resulta, y es que en el tema de las relaciones personales cuánto más experimentamos más nos parece que estamos igual, tal y como en la película inicialmente se pretende plantear.
      Muchas gracias por pasarte y comentar Serreina. Siempre es grata tu visita.
      Un gran saludo!

  4. #7

    Oct 28 2010

    Cosechadel66 - 14:01

    Estupenda película, estupenda explicación….

    Carpe Diem

    • #8

      Oct 31 2010

      Cobra - 16:58

      (9/10)

      Muchas gracias, me alegro que hayas disfrutado de la explicación y por supuesto que te guste esta magnífica película.
      Gracias por pasarte por aquí y aportar tu granito!
      Un gran saludo y otra copita de Carpe Diem para tí :)

  5. #9

    Nov 2 2010

    Einer - 18:32

    Pues yo todavía no he visto la película. La bajé de internet, me puse a verla y se pixelaba así que la quité y hasta hoy, pero tu estupenda y extensísima reseña, como siempre, me ha abierto el apetito. No he leído la parte de los spoilers por motivos lógicos. El resto, genial.

    • #10

      Nov 2 2010

      Cobra - 20:37

      (9/10)

      :D Me alegro de esa decisión Einer, esta película se merece disfrutarla y escucharla, sin esperar que nos cambie la vida o guarde el secreto que tanto ansiamos para conocer conceptos básicos sobre nosotros, pero sí con buena predisposición y ganas. Y quizás con un copazo o una buena cerveza, mucho mejor, dónde va a parar.
      Espero que te deleites con Alta Fidelidad, como sólo se puede hacer la primera vez ¡Te envidio!
      Un gran saludo Einer y muchísimas gracias por la visita y el comentario.

  6. #11

    Nov 13 2010

    Plissken - 14:01

    Gran película. Me gustó tanto que me compré el libro, que también me encantó. Un reparto muy acertado. Que demonios, la tengo que ver de nuevo, ¡va directa a mi cola de visionados pendientes!

    • #12

      Nov 13 2010

      Cobra - 16:54

      (9/10)

      Ya sabía yo que esta es de las tuyas. Bueno, es raro verte por aquí, pero si en tus ratos libres preparas una entrada de alguna película de culto te recibiremos con los brazos abiertos.
      Un saludo Plissken y que el remake de tu saga nos coja confesados.

  7. #13

    Mar 5 2011

    monidala2010 - 10:58

    Me encanta esta película. También leí la novela,pero prefiero la peli (raro? no sé, es mi “imparcial opinión” ;p). No sé si es una peli para hombres, yo no lo soy y me siento muy identificada con Rob. No le encuentro odioso, es humano y todos hacemos cosas de las que no estamos orgullosos, no somos héroes, no sé si me explico…

    Y a quién no le gustaría que en su funeral una bella y misteriosa mujer interprete “You’re the Best Thing That Ever Happened to Me” de Gladys Knight?? XD

    Estupendo análisis. Enhorabuena por la web.

    • #14

      Mar 8 2011

      Cobra - 11:10

      (9/10)

      Buenas monidala, no te puedo hablar del libro aunque conozco gente a la que le encantó, pero entiendo perfectamente que a esta narración merece acompañarla una buena Banda Sonora, y como la que nos encontramos en Alta Fidelidad, pocas.
      Te explicas muy bien, Rob comete los mismos errores que cualquiera puede cometer o hemos cometido y por eso nos encanta.
      Muchísimas gracias por pasarte y comentar, un gran saludo y vuelve siempre que quieras.

  8. #15

    Oct 28 2012

    Carla - 06:33

    como se llama el tema de la escena en la que esta john cusak en medio de la lluvia cuando se reconcilian?

  9. #16

    Dic 16 2012

    Mía Wallace - 23:56

    Muy buen film.
    Excelente crítica..Enhorabuena.

Trackbacks / Pingbacks »

  1. Oct 26 2010

    Trackback » Bitacoras.com - 09:56

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La vida está llena de música y color, aunque muchas veces parece que no hacemos otra cosa salvo dar vueltas repitiendo nuestros errores. Pero por mucho que lo parezca, no es como el girar de un vinilo que nunca sale de su s……

 

Deja un comentario

Podrás votar si te Registras y estás Identificado

Notifícame por E-mail de nuevos comentarios.

¡¡Recuerda que no vamos de listos!! »