¡REGÍSTRATE!
ó COMENTA

 
Ago 20 2009

Brazil

por Plissken.

Los sueños son la única escapatoria

9.3

Brazil

El cine nos ha dado una cantidad moderada de películas del genero de distopías. Si bien una gran fracción de estas películas nos muestran los problemas que nos podrían causar las maquinas, los virus o algún cataclismo, Brazil nos habla de un futuro en el que el cuadriculado sistema y su opresivo brazo burocrático han llegado a unos extremos altamente desoladores.

La mente detrás de todo esto no es otra que la del ex Monty Python Terry Gilliam, que bastantes años después crearía otra obra maestra de la ciencia ficción, Doce monos. Pero volvamos a Brazil, a 1985, con una de las películas más complejas y extrañas que se han filmado. A medio camino entre el cine distópico más aterrador y la comedia más negra jamás vista, el director nos muestra su hiperbólica visión del mundo del mañana para reflejar en realidad sus temores del mundo en el que ya por aquel entonces se vivía. Por supuesto los estudios no se lo pusieron fácil, de hecho en Estados Unidos llegó a aparecer una versión comercial y feliz con la que Gilliam no quiso tener nada que ver. Ríos de tinta y hasta un documental se derivaron de este conflicto.

Y verdaderamente no es fácil representar un cúmulo de ideas tan denso en las más de dos horas que dura la película. Los temas tratados y criticados por la película son muchísimos: consumismo, burocracia, terrorismo, opresión policial, la insignificancia del individuo en el rigido sistema actual… Básicamente, y aunque de forma muy exagerada, se nos muestra un reflejo de la sociedad actual, de las absurdas necesidades impuestas, y del eterno dilema de la balanza seguridad/libertades, que tanto protagonismo ha cobrado desgraciadamente a comienzos del siglo XXI.

Técnicamente es una película grandiosa, pese a sus acartonados escenarios y a los obsoletos efectos especiales. Se nota que está hecha con cariño y espíritu de artista, contra la mayoría de los efectos especiales y diseños de producción del cine de hoy.

La película nos cuenta la historia de Sam Lowry (Jonathan Pryce), empleado del gobierno bastante trabajador pero que se siente infeliz con la vida que lleva. Más interesado en sus sueños que en la vida real, constantemente sueña con la misma mujer, y eso que no la conoce de nada. Un día, debido a un error burocrático del gobierno se detiene a un hombre inocente, quien llega a perder la vida durante los extremos interrogatorios. Solo a alguien tan honrado como Sam le podía tocar la papeleta de ir a hacerse cargo del papeleo con la difunta. Como es normal se lía una buena en la vivienda de la mujer, y es en dicho vecindario donde Sam ve por primera vez a la mujer con la que sueña, y aunque intenta perseguirla se le escapa.

Aunque contento, o mejor dicho acomodado en su actual trabajo, la necesidad de saber quien es la misteriosa mujer le hace sucumbir a las presiones de su madre de aceptar un ascenso con el fin de tener acceso a información clasificada sobre la misma. Sam va subiendo en la jerarquía pese a su falta de interés en hacer dicha carrera. Finalmente consigue acceder a la mujer de sus sueños, Jill Layton (Kim Greist), que aunque en un principio no se muestra muy amigable con Sam, pronto se da cuenta de que es alguien inocente y soñador. Ella tampoco comulga con el sistema establecido, aunque es bastante menos conformista y está luchando por conseguir justicia respecto a su vecino ejecutado por error. Sam establece también por casualidad amistad con un fontanero activista contra el gobierno. Es por esto que a Sam ya le han echado el ojo y es considerado elemento peligroso. No obstante todavía decide ayudar a Jill y hace uso de su posición para modificar el registro de ésta haciéndole aparecer como muerta.

Se acuestan juntos y a la mañana siguiente la policía irrumpe en la casa llevándoselos a ambos detenidos. A Sam le llega la información de que Jill ha muerto “dos veces”. Cuando llega la hora de ser torturado, en una escena bastante surrealista Sam consigue escapar y huir a una cabaña perdida en el campo con su amada, no sin pasar antes por momentos desagradables para lograrlo. En un giro magistral de la historia se nos muestra que la huida no ha tenido lugar, en realidad Sam no ha superado el interrogatorio y ha perdido la cordura, viviendo desde entonces en un mundo de fantasía en el que sus sueños se cumplen. Finalmente Sam ha conseguido escapar.

Oficial: Por la presente le informo según los poderes recibidos por la sección 47 párrafo 7 de la orden del consejo nº 438476, que el señor Buttle, Archibald con domicilio en el nº 412 de las Torres Shangri-La ha sido invitado a colaborar con el Ministerio de Información en ciertas investigaciones y queda obligado al abono de los costes financieros como se especifica en la orden del consejo RB/CZ/907/X. Señora firme aquí por favor.
Niño: ¡Papa!
Sra. Buttle: ¿A dónde se lo llevan?
Oficial: Firme ahí. Gracias. Otra por favor. Ahí. Más fuerte esta vez. Gracias
Sra. Buttle: ¿Por qué se lo llevan?
Oficial: Este es su recibo por su marido. Gracias. Y este es mi recibo por su recibo.

Harry Tuttle: Ya podría estar ardiendo todo este sistema eléctrico que yo no podría ni abrir el grifo de la cocina sin rellenar el impreso 27B/6

Harry Tuttle: Maldito papeleo…
Sam Lowry: Supongo que hasta cierto punto es necesario.
Harry Tuttle: ¿Por qué? Yo entré en esto por la acción, la emoción. Ir a todas partes, viajar sin equipaje, entrar, salir, donde haya problemas. Trabajar solo. Ahora todo el país esta cuadriculado. No te puedes ni mover sin formulario.

Sam Lowry: ¡Jack!
Jack Lint: ¡Sam! ¿Te acuerdas de Allison? Allison, Sam Lowry, un viejo amigo.
Sam Lowry: Allison, si claro. Pero te encuentro cambiada…
Allison Lint: Bueno, tengo dos años más.
Jack Lint: Y ha ido al Dr. Jaffe. No le gusta que lo diga por ahí, pero la verdad es que está encantada.
Sam Lowry: Ya sabía yo que te encontraba diferente.
Jack Lint: Te acuerdas que las tenía de punta.
Sam Lowry: ¿Que?… Si, eh… Bueno, siempre me pregunté si serían auténticas.
Allison Lint: El qué, mis orejas.
Sam Lowry: ¿Cómo?
Jack Lint: El Dr. Jaffe le pegó las orejas.
Sam Lowry: Eh… si, bueno, siempre me pregunté si las llevaría postizas.

Sam Lowry: Me llamo Lowry. Sam Lowry. Me han dicho que me presente al Sr. Warrenn.
Portero Obtención de Información: Piso treinta, señor. Lo esperan.
Sam Lowry: ¿No quiere registrarme?
Portero Obtención de Información: No, señor.
Sam Lowry: ¿No quiere documento de identidad?
Portero Obtención de Información: No hace falta, señor.
Sam Lowry: Podría ser cualquiera…
Portero Obtención de Información: No podría, señor. Esto es Obtención de Información.

Sam Lowry: Tu ya no vives. Te he matado. Anulada, ¿lo ves? Jill Layton ha muerto.
Jill Layton: ¿Un poquito de necrofilia?

Sam Lowry: Te has equivocado de persona.
Jack Lint: En Tránsito se han equivocado de persona. No he sido yo. Me han traído la persona equivocada como si fuera la correcta. Lo acepté de buena fe como la persona correcta. ¿Hice mal?

  • VN:R_U [1.8.1_1037]
    Rating: 9.3/10 (3 votes cast)
 

6 Comentarios en Brazil »

  1. #1

    Ago 20 2009

    Francis - 13:10

    Gran pelicula si senhor, aunque yo la hubiera dejado en el 9 por culpa de algunos pasajes algo “torpes”, sobretodo algunos pasajes oniricos -para mi gusto-. Pero el final es de 10 sin duda, y el papelon de Robert de Niro tambien.
    (por cierto saludos a todos :P )

    • #2

      Ago 20 2009

      Cobra - 19:10

      (10/10)

      ¡Coño! ¿Tío que haces por aquí? Gracias por el comentario y es cierto que hay algunas partes un poco criticables, pero vaya. Me alegro que des señales de vida y esta es tu casa siempre que quieras. Un saludo!

    • #3

      Ago 27 2009

      Plissken - 22:43

      (10/10)

      Hombre muy buenas, ¡cuanto tiempo! Es cierto no se como se me pasó mencionar el papelón de Robert de Niro. Tienes razón que alguna escena de sueños y demás son un poco cargantes, pero como dices el final, y también el mensaje que transmite la película, es de 10 en mi opinión.

  2. #4

    Sep 1 2009

    McClane - 23:34

    (8/10)

    Gran película. Con grandes imagenes y con un final, como bien apuntas, espectacular. Vaya imaginación tiene Terry Gilliam.

  3. #5

    Sep 30 2009

    Jose - 13:42

    Yo por ahi, navegando por la web, vi que alguien comento sobre esta pelicula y expuso una clara analogia de esta pelicula con la llamada 1984, a decir verdad al principio cuando la comence a ver, le vi una gran relacion con esa mencionanda, quizas, por los ambientes, la forma en que se mueve la sociedad, y sobre todo, uuff, tengo que decirlo, lo sicodelicas de ambas peliculas, que quizas en esos años estuvo de moda, pero hoy dia, ver ese tipo de peliculas casi rayan en lo absurdo, y no me refiero al argumento, que esta magnifico, sino a estas representaciones “ARTISTICAS” (con comillas bien notadas) y que en ocasiones producen hasta distorciones mentales en el espectador debido a a las extrtañas confuisiones visuales, ufff, en fin… Lo que queria decir es que en esto si se parece a la pelicula “1984″, pero el mundo que se prefleja en cada una de ellas, es politicamente y socialmente, casi opuestos radicalmente.

    Por ejemplo, en 1984, vemos una sociedad claramente Comunista, y en la otra, por el contrario hace referencia a la Burocracia, a la aristocracia y en ocasiones a la burguesia. realmente antonimos diria yo. No deberian compararse a menos que se refieran a cualidades que he mencionado con relacion a la tecnica en que fue filmada la peli.

    Por cierto, la peli es buena, yo reconozco que es como una obra de arte, y las actuaciones son formidable; peeero, en mi opinion enteramente particular(y espero ser respetado tal como yo respeto a los demas), la peli es estupida, absurda, alienante y mala. Pero hacian falta este tipo del pelis para lograr la diversidad en el mundo del cine.

    Por otra parte, la metáfora del filme con relacion a una sociedad mécanica que hace que los errores del sistema hagan un daño irrelevante no esta muy lejos con lo que vivimos hoy. Recordemos, por ejemplo, cuando alguno de nosotros tenemos un error en alguna compañia privada o del estado, ya sea en un banco, la compañia de telecomunicaciones, alguna institucion educativa, etc, y resulta que los datos han sido introducidos por un ignorante que apenas maneja un ordenador que nos introduce un error de pago excesivo o de identidad equivocada, etc y para nosotros corregir eso, pasamos toda una odisea debido a que cuando intentamos comunicar con el encargado, solo nos responde otro idiota, sin personalidad, sin vuluntad propia y sin inteligencia, que solo se limita a contestar lo que dice en la patalla y no resuelve nada. Resultado de la burocracia y globalizacion de nuestra sociedad actual. Seguro que saben de que hablo. En fin, eso se representa muy bien en este filme, pero como dije, con una metáfora tan sicodelica que marea, jeje.

    UN SALUDO A TODOS.

    • #6

      Oct 4 2009

      Cobra - 11:39

      (10/10)

      Hola Jose, antes de nada agradecerte el gran y preciso comentario, no solo te expresas de manera formidable sino que explicas claramente lo que te parecen ambas películas, y ni por un instante pienses que te vamos a criticar por decir que no te guste Brazil o le saques fallos cuando es públicamente conocido que nos encantan algunos de los mayores pestiños del cine internacional.
      Pero volviendo al tema es cierto lo que dices sobre las analogías visuales y los antagonismos que a veces surgen, pero tal y como yo la entendí, el dilema es el eterno concepto de los estratos sociales y la jerarquía de clases pero donde el baremo lo dicta la capacidad de estar sometido al sistema y por otro lado el estatus económico. Que la sociedad llegue a estar tan encuadrada y estrictamente tipificada es tan deprimente como absurdo, pero como has dicho quien no se haya sentido tan incapacitado y tan encerrado con alguna situación en algun momento es porque vive en una cueva y se alimenta de raíces.
      Gracias por la visita y un saludo.

Trackbacks / Pingbacks »

  1. Ago 20 2009

    Trackback » Bitacoras.com - 12:20

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El cine nos ha dado una cantidad moderada de películas del genero de distopías. Si bien una gran fracción de estas películas nos muestran los problemas que nos podrían causar las maquinas, los virus o algún cataclismo, Brazil…..

  2. Ene 16 2011

    Pingback » Doce Monos | No sé de cine - 11:13

    [...] obras de Terry Gilliam suelen parecer confusas como Brazil o paranoicas como Miedo y asco en las vegas, pero algo raro sucede aquí, pese a tener todos los [...]

 

Deja un comentario

Podrás votar si te Registras y estás Identificado

Notifícame por E-mail de nuevos comentarios.

¡¡Recuerda que no vamos de listos!! »